Montaje de los conductos de humos, tubos y conductos sin colocar andamios mediante trabajos verticales, ahorrando en tiempo y dinero

Montaje de los conductos de humos
Montaje de los conductos de humos, tubos y conductos sin colocar andamios mediante trabajos verticales, ahorrando en tiempo y dinero
Para la salida de humos de locales se empleará tubo metálico del diámetro especificado para la evacuación de humos en todo el recorrido del tiro. Conforme con la normativa vigente, se recomienda el empleo de tubo inoxidable o vitrificado. En caso de montaje exterior, éste debe ser del tipo modular de panel doble.

Se evitará reducir el diámetro del tubo o conducto de humo, utilizar codos de más de 45º y la conexión de varios aparatos al mismo conducto, y que esto puede provocar revoques de humo.

En caso de requerirse un aislamiento en algún tramo del tiro de la chimenea, se recomienda el uso de paneles refractarios cerámicos.

El tiro de la chimenea debe tener una altura mínima de 4 m, sobrepasando al menos 50 cm la parte más alta del tejado.
Se debe situar a más de 8 m de cualquier edificación contigua.
Para la perfecta colocación del tubo de una chimenea, debe respetarse en la Normativa en  instalación del aparato y en la instalación del conducto de humos todos los reglamentos locales, incluidos los que hagan referencia a normas
nacionales y europeas.
Avisos Madrid 91 616 06 61,
 644 34 87 47
Como remate de la chimenea se utilizará preferentemente caperuzas
prefabricadas o metálicas normalizadas.
La unión de los tubos debe quedar con la parte emboquillada hacia arriba. Para
asegurar un sellado entre la estufa y el forjado, se puede utilizar masilla refractaria.